Hoy vamos a dedicar unas breves palabras a una de nuestras colegialas Rocío Estévez, por amor al Arte

Una valiente.

Rocío es una de esas personas que priman la vocación. Su vocación.

La semana pasada asistimos a su graduación y la acompañamos, mejor dicho, nos permitió acompañarla, cosa que agradecemos, en un momento tan íntimo y feliz para ella.

¿Por qué decimos que es valiente?

Rocío es valiente porque ha logrado el título de Conservación y Restauración de Patrimonio Cultural por la Facultad de Bellas Artes, de la Universidad Complutense de Madrid

Esta carrera es un brindis al sol. Es puro romanticismo. Se trata de unos estudios que exigen mucho y sus salidas profesionales son muy limitadas. Por eso escribimos este artículo, porque todavía quedan personas románticas que apuestan por su vocación, por su pasión. En el caso de Rocío, por el Arte. Personas románticas… ¡y valientes!

Veréis en la foto que está con dos de nuestras Hermanas, Pauline y Belia. En sus caras podréis ver alegría además de satisfacción.

No queremos despedirnos sin agradecer a Rocío su esfuerzo. Su tesón, su valor por optar por el camino difícil y por habernos permitido acompañarla durante su formación.

Ahora volará alto y feliz, yendo siempre allá donde el Patrimonio histórico la requiera.

Esta es una verdadera vocación… «por amor al Arte»